G-SHOCK

Surgido en una época en la que los relojes se consideraban instrumentos frágiles, G-SHOCK comenzó como el sueño de un joven ingeniero que quería crear “un reloj que no se rompiera, incluso al caerse”…

Batería con vida útil de 10 años, resistencia al agua de 10 bar y resistencia a caídas de 10 metros. Estos eran los tres requisitos del concepto “Triple 10” que llevó al desarrollo de la estructura resistente a golpes del G-SHOCK. El diseño resistente de estilo robusto se originó por la necesidad de un ingeniero de un reloj irrompible. Desde su nacimiento en 1983 el G-SHOCK no ha parado de evolucionar, pero siempre conservado su estructura básica única.

Descubre la colección en Tarin Joyeros.